Noruega es el primer país del mundo en prohibir el aceite de palma que causa deforestación

La deforestación es una de las mayores problemáticas que enfrenta el medio ambiente y que representa una amenaza para los animales y los humanos.

Comúnmente la deforestación ocurre cuando se extraen ciertos recursos de la naturaleza de forma desmedida y sin consideración hacia las consecuencias detrás de tal acto.

El impacto negativo que genera la deforestación en el medio ambiente y en los ecosistemas animales y humanos es una temática de interés mundial. Lo que ha generado diversas propuestas de gobiernos y organizaciones quienes buscan proteger y salvar a la naturaleza.

Especialmente con respecto al crecimiento de la industria de la palma de aceite, la ganadería vacuna y la soya. Los cuales en la actualidad son algunas de las principales causas de deforestación en el planeta.

Te puede gustar: MUERE UNO DE LOS CAZADORES MÁS FAMOSOS DEL MUNDO APLASTADO POR UN ELEFANTE

Ignis Natura

Noruega, primero del mundo en prohibir la deforestación

Precisamente siguiendo este orden de ideas, es que en 2016, el Gobierno de Noruega anunció al mundo la prohibición de la deforestación en todo su territorio. Una meta a largo plazo que requirió de un seguimiento y control sobre las compañías nacionales que pudieran requerir de esta práctica.

Esta decisión también contó con el compromiso y la participación de todos los ciudadanos noruegos. Al contribuir con la adquisición de los productos del mercado con una cadena de producción “limpia”.

La increíble medida del gobierno noruego se mantuvo en constante evolución y avance durante los recientes años. Más recientemente aprobó una norma que exige a las compañías productoras de biocombustible asegurarse que el aceite de palma sea adquirido sea sostenible.

Nils Hermann Ranum del grupo Rainforest Foundation Norway expresó que la decisión del Parlamento noruego representa un precedente para otros países. “Y subraya la necesidad de hacer una serie reforma a la industria mundial de la palma de aceite” aseveró.

Empresas como Colgate-Palmolive,  Kellog’s, L’Oreal, Nestlé, PepsiCo, Kraft Heinz entre otras, son algunas de las empresas que adquieren aceite de palma africano. El cual es de dudosa procedencia y cuyo origen podría estar relacionado directamente con la deforestación de los bosques.

Esta medida además obligó a Wilmar (una de las comercializadoras más grandes de aceite de palma) se comprometió para que en el 2020 toda su cadena de suministro se encuentre limpia sin vínculos con la deforestación y daños al medio ambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.