Girona multará con 1.500 euros a quien no limpie los orines y las cacas de sus perros

Comúnmente las personas con perros se divierten al momento de salir de paseo con sus mascotas sin recordar que su aseo es un deber y su responsabilidad.

Debido a este acto de irresponsabilidad, es que el Ayuntamiento de Girona decidió castigar con multas a quienes paseen perros y eviten limpiar sus desechos físicos.

La ordenanza fue aprobada por el pleno del Ayuntamiento de Girona, quienes discutieron la aplicación de severas sanciones a todas las personas que paseen sus perros y no se hagan responsables de los mismos. Específicamente hablando de los desechos sólidos y líquidos que puedan dejar en la vía pública.

Con el objetivo de mantener la ciudad libre de este tipo de desechos, los cuales además de causar un aroma característico. Poseen un impacto negativo en la imagen e incluso sobre las infraestructuras, especialmente cuando se trata del orine, gracias a sus componentes químicos.

Dueños de perros deberán limpiar o enfrentan sanciones

Muchas veces la emoción de tener una mascota en casa, hace que las personas olviden por completo que el cuidado y mantenimiento de la misma es una responsabilidad. Especialmente cuando se trata de llevar a la misma a sitios públicos, donde otras personas interactúan.

Precisamente teniendo la convivencia y el aseo como una prioridad, es que el Ayuntamiento de Girona decidió aplicar mano dura contra quienes descuiden sus obligaciones con sus perros. Tal como lo es, la limpieza y el retiro de los desechos causados por las mascotas.

De esta forma la ordenanza establece que quienes no remojen el orine o recojan el excremento de sus mascotas podrían enfrentar sanciones monetarias. Igualmente prohíbe de forma definitiva, el acceso de los perros a zonas como jardines, con el objetivo de evitar el daño al terreno de los mismos.

Por lo tanto, esta nueva normativa obligaría a los dueños de los perros, a llevar consigo botellas de agua y bolsas de basura para recoger y limpiar los desechos de sus mascotas.

En caso contrario, las personas que hagan caso omiso de la ordenanza y dejen a sus mascotas ensuciar libremente cualquier espacio público, serán multados de acuerdo al daño causado por sus animales. Llegando a recibir multas que podrían incluso alcanzar los 1.500 euros de acuerdo a las sanciones cometidas.