Individuos provocan incendio en albergue animal y piden ayuda para protegerlos

Recientemente una grave tragedia afectó a un albergue animal de México, el cual ardió bajo las llamas provocadas por sujetos sin identificar.

El lamentable evento ocurrió en el municipio de Tlalmanalco donde un grupo de desconocidos provocaron un incendio en las instalaciones de un albergue animal.

El refugio manejó un estimado de más de 300 animales, en su gran mayoría perros de diversas razas y edades, los cuales antiguamente se encontraban en situación de calle. Los cuales permanecían dentro de sus espacios a la espera de ser adoptados por un hogar amable.

Sin embargo la reciente tragedia representa una amenaza no solo para los propietarios del albergue, sino para la supervivencia de los animales que ahí viven. Así lo denunciaron los dueños del local.

Un albergue animal en peligro

En una entrevista con el medio digital “Sopitas”, la encargada del albergue, Priscila San Martín, reveló que el incendio se produjo el pasado domingo 9 de febrero en horas de la medianoche.

El refugio cuenta con una hectárea de espacio dividida entre una zona de pasto donde los animales juegan y la zona de cabañas donde duermen los perros.

Afortunadamente, la rápida acción llevó a la extinción de las llamas, sin que estas lograsen alcanzar la zona donde los caninos descansaban. Por lo que ningún animal resultó lastimado durante el intencionado ataque.

Sin embargo, Priscila y su esposo (junto a quien recoge animales desde el año pasado), denunciaron que este consiste en el quinto atentado que reciben. Ya que en ocasiones anteriores, han sido víctimas de ataque similares que buscan echar abajo el lugar donde residen los animales en espera de un nuevo hogar.

En búsqueda de una mano amiga

Por lo que sus dueños se ven en la necesidad de solicitar ayuda para poder reforzar las medidas de seguridad del albergue y así mantener a salvo a los animales residentes.

Igualmente Priscila denunció la poca atención y ayuda que el municipio le ha brindado al refugio, ya que en ocasiones previas solicitaron su colaboración con el alumbrado. Un pedido que hasta el día de hoy no ha sido atendido ni han recibido alguna respuesta con respecto a los ataques.

Una situación que ha puesto contra la pared a los dueños del refugio, quienes por falta de ingresos monetarios, no han podido mejorar la seguridad del recinto. Por lo que se han visto en la necesidad de comercializar diversos productos para obtener dinero extra que invertir en la seguridad.

De igual forma las donaciones de alimento, bienes e insumos por parte de las personas, ha representado una gran ayuda para el matrimonio y los animales bajo su cuidado. Aunque los gastos siguen siendo increíblemente altos, hasta el punto de contar con una deuda actual de casi 40 mil pesos en consultas y tratamientos veterinarios para los animales.

Es por ello que actualmente solicitan la ayuda y colaboración de quienes puedan contribuir con esta noble causa y así proteger a los animales que viven en el albergue. Aparte de  brindar apoyo a la ardua labor que realiza Priscila y su esposo, en búsqueda de proteger y cuidar de estos peluditos.