Nace un ejemplar de guacamayo azul y salva a su especie de la extinción

El guacamayo azul es un ave que había sido declarada previamente como una especie extinta debido al tráfico y comercio ilegal de sus ejemplares.

Sin embargo el año pasado el mundo recibió una increíble noticia que brindó esperanza sobre el futuro del guacamayo azul.

Debido a que en 2019 la ONG, Asociación de Ornitófilos y Afines (Asora) informó sobre el nacimiento de un nuevo ejemplar dentro de sus instalaciones especiales en la ciudad de Luque en Paraguay.

Gustavo Espínola, el encargado del proyecto de protección, destacó que el nacimiento de este nuevo ejemplar del guacamayo azul representa una esperanza para la especie catalogada como en peligro de extinción. Un lamentable estado donde el último ejemplar en libertad fue avistado en agosto del 2018.

Es por ello que este increíble evento representó una recompensa para las labores de conservación impulsadas en el país que pretenden resguardar al guacamayo azul de su posible trágico final.

El nacimiento del pichón demuestra el lento proceso que busca contrarrestar el rápido decrecimiento de la población del guacamayo azul. Por lo que para las personas dedicadas al cuidado de la especie, este nacimiento refleja todo el trabajo duro realizado para intentar salvar a las aves de su inminente extinción.

El incierto futuro del guacamayo azul

Espínola además señaló que el objetivo de la ONG es el de crear un banco de genética para incentivar la cría del guacamayo azul. Según las estimaciones preliminares, todo el proceso de repoblación de la especie se tardaría entre cinco y diez años para alcanzar una cantidad óptima de aves.

Aunque el país se encuentra dedicado completamente a la protección y resguardo de la especie. En el caso de lograr el éxito del plan de repoblación, el objetivo de Asora es el de llevar las aves a las selvas sudamericanas donde antiguamente disfrutaban de la libertad en su hábitat natural.

La historia de esta especie de aves no es ajena para una parte de la población, dado que su trágico futuro formó parte de la trama de la película de animación “Rió”. Que mostró la soledad de su protagonista tras ser único guacamayo azul en su entorno.

Un riesgo al que muchas otras especies de aves se enfrentan en la actualidad, debido a la deforestación de los bosques, la caza de su plumaje y la falta de iniciativas por parte de los gobiernos y de las personas por cuidar y proteger a sus especies locales.