La Cuarentena Está Salvando A Las Abejas: Flores Silvestres Inundan Las Ciudades Del Mundo

El 2020 ha traído diversas sorpresas, a pesar de la pérdida de vidas, podría ser el año de salvar abejas.

Gracias al confinamiento ha hecho que las ciudades descansen del tráfico y la contaminación, lo que ha permitido que la naturaleza encuentre un mejor entorno para desarrollarse libremente. Además, un pequeño entorno como lo es el de las abejas se han visto beneficiadas.

Es posible que con toda esta situación de estar en casa las plantas y flores crezcan sin restricción de ser cortadas o molestadas, permitiendo un claro aumento de la vida silvestre y al mismo tiempo de las abejas.

Diversas organizaciones Europea de conservación de plantas silvestre. Plantlife, expresa que los bordes de carretera y pequeños jardines son el mayor refugio para inumerables especies de plantas que han sido desplazadas de sus entornos naturales por la expansión agrícola y las viviendas residenciales.

El nuevo crecimiento de las poblaciones de flores ayuda a que incremente el número de insectos, mariposas, murciélagos y abejas.

Las plantas crecen sin restricción alguna, mientras que las abejas intercambian polen y néctar. Estos pequeños animales devuelven el transporte de polen de la parte masculina hasta la femenina de la planta.

En fin, a pesar de estos tiempos tan difíciles. La naturaleza es la única que ha salido beneficiada, ya que ha aprovecha en recuperarse, ganar espacio y darnos una lección. Tenemos que vivir en armonía y equilibrar la balanza con ella, para así poder sobrevivir.