Perro sordo y ciego permanece junto a niña de 3 años perdida 15 horas en el bosque – ¡Aplausos para Max!

Encontrarnos con este tipo de historias sobre perros leales se esta volviendo muy común, en esta oportunidad conoceremos al perro más leal de todos Max.

Muchas son las historias que se han contado acerca de perros que no abandonan a sus dueños aun después de morir. Pueden pasar días sin separarse de la tumba, esperando hasta que su amo vuelva.

Es preciosa y a la vez triste esta cualidad en el perro.

Max es un perro de 17 años, debido a su avanzada edad, no es capaz de escuchar o ver algo, pero lo que no cambiara a pesar de su edad sera su lealtad a la familia.

Vive en Queensland, Australia junto a su familia. Un la pequeña Aurora de 3 años de edad fue a dormir a casa de sus abuelos, quienes son los que cuidan a Max.

Sin que nadie se percatara Aurora salio de la casa, camino tanto que sin darse cuenta se alejo tanto que no encontró la forma de como volver, pero por suerte Max estuvo siguiéndola todo el rato.

Cuando notaron la ausencia de la menor, rápidamente llamaron a la policía. Todos se ocuparon en buscar a la pequeña, pero anocheció y empezó lo que los obligo a continuar al otro día.

Al siguiente día casi 100 personas se reunieron para reanudar la búsqueda de la niña desaparecida. Aproximadamente 16 horas luego de la desaparición, dieron con Aurora y para mayor sorpresa del equipo de rescate la infante no estaba sola.

Al percatarse de la presencia de las personas Max se acerco para indicarles donde se encontraba la niña. Cuando se acercaron a el lugar donde se encontraba la niña, pudieron escuchar su voz.

La abuela percibió el aroma a Max en su nieta, así pudo constatar que su perro nunca la abandono, además de que permaneció a su lado dándole calor.

A pesar de algunos rasguños y moretones, la niña se encontraba bien, gracias al maravilloso animal. Según las noticias, la menor fue encontrada a 2 kilómetros de la casa de su abuela.

Max fue nombrado “Perro policía de honor” por la manera en la que protegió a la pequeña Aurora.